Novedades

IA2 (Anticuerpo anti tirosina-fosfatasa pancreática)

La determinación de la presencia de autoanticuerpos contra antígenos de la célula Beta son de gran ayuda en la identificación y manejo de individuos con riesgo de desarrollar diabetes tipo 1. La medida de autoanticuerpos contra la tirosínfosfatasa IA2 (antes llamada ICA-512) en especial cuando se usa en conjunción con el anti-GAD65 ofrecen un gran valor predictivo para la aparición subsecuente de diabetes tipo 1.

La DM tipo 1 es una enfermedad autoinmune que se caracteriza desde el punto de vista anatomopatológico por infiltración linfocitaria (insulitis) de los islotes de Langerhans.

La enfermedad se manifiesta clínicamente después de la destrucción de alrededor del 80-90% de las células Beta. Antes de que se observen las manifestaciones clínicas iniciales existe un período de duración variable que se caracteriza por la aparición de autoanticuerpos circulantes contra antígenos específicos de los islotes, como por ejemplo, la glutamato descarboxilasa (GAD-65), insulina e IA-2. A pesar que la mayoría de los casos de DM tipo 1 ocurren antes de los 20 años, existe un pequeño grupo de adultos entre los 25 – 35 años capaces de desarrollar DM tipo 1. Inversamente, hay una creciente preocupación en el sentido de un aumento de la incidencia de DM tipo 2 (con marcada insulinoresistencia) en adolescentes y adultos jóvenes que podrían ser catalogados en principio como diabéticos tipo 1. En ambos casos, una mala clasificación en estos grupos problema podría conllevar a una conducta terapéutica errada con la consiguiente pérdida de tiempo y peligros inherentes a complicaciones agudas para los pacientes.

De esta forma, la cuantificación de autoanticuerpos contra antígenos de los islotes es de gran utilidad en la correcta clasificación de la Diabetes en estos dos grupos de pacientes.

El gen de la tirosínfosfatasa 2 (IA-2) se localiza en el cromosoma 7q36 y su DNA codifica una proteína trasmembrana de 979 aminoácidos. Basado en el análisis por Northern blot e inmunoprecipitación ha mostrado que la IA-2 se expresa fundamentalmente en células neuroendocrinas, tumores neuroendocrinos y células beta de los islotes de Langerhans.

En el principio de los años 90´s se demostró que existía una proteína que precipitaba al combinar lisados de células de insulinomas con suero de pacientes diabéticos tipo 1, y que al tratar estos precipitados con tripsina se producía la aparición de fragmentos polipeptídicos de 40 kDa. Posteriormente se descubrió que estos polipéptidos eran el producto del clivaje proteolítico de la IA-2 (aminoácidos del 653-979). Otro antígeno que se reportó que reaccionaba con el suero de pacientes diabéticos tipo 1 era el ICA-512 y que luego de análisis más profundos se concluyó que era en realidad una versión truncada del IA-2 (pérdida de 388 aminoácidos a nivel del extremo amino-terminal y 65 aminoácidos a nivel del carboxilo terminal).


Significado clínico

Cuando se hace una labor de pesquisa para determinar el riesgo de DM tipo 1, el valor predictivo mejora cuando se usan de manera simultánea la determinación de anticuerpos contra GAD65, IA2 e Insulina. En un estudio reciente en parientes en primer grado de pacientes diabéticos tipo 1, se demostró que la presencia de positividad para 2 o más de estos marcadores es predictivo para el desarrollo de diabetes tipo 1.


Preparación

Para este análisis, que requiere una muestra de sangre venosa del paciente, obtenida por punción, no es necesario realizar ningún tipo de preparación previa.